miércoles, 29 de octubre de 2014

                Balcones de forja.
            Seguimos con las casitas de muñecas.

      Hoy explico como  construir un balcón de forja, con alambre garbanizado vamos cortando y dándoles forma. de caracoleo,.y los dibujos que ya queremos hacer. Los largueros son con alambres mas gruesos que los barrotes verticales.y los alambres de los caracoleos. Después una vez realizadas todas las piezas, se sueldan  con barillas de plata. las que usan los fontaneros para soldar el cobre.Una vez terminadas se lijan y se pintan con botes de sprays según el color que le queramos dar .Acompaño fotos para que tengamos una idea el proseso a realizar.
        Espero que os gusten .
       Un saludo
       El abuelo Pedro.


viernes, 27 de diciembre de 2013













Belenes 2013, Segundo. Como decía en el anterior, lo hemos realizado mi mujer, mi hija Sonia y yo. Este esta construido con poliespan, (corcho blanco para enterdernos mejor) lo hemos hecho similar a uno que vimos en las páginas de Belenes, concretamente de Herrera (Sevilla), por cierto nos gustó mucho, como he dicho antes, paredes, techo, escalones y plazoletas son de corcho, las puertas , ventanas, balcones, rejillas, cierres y arcos son de madera sapeli, montañas y suelos de papel. Un saludo.

El abuelo Pedro.





















 
                                                                             

Belenes 2013

          

Este año con la ayuda de mi mujer y mi hija Sonia, hemos construido dos Belenes, este primero es el clásico, el tradicional, con madera contrachapada y listones de pino, las primeras fotos son de algunos detalles como la fuente, vista general en dos partes, el río construido de chapa de acero inoxidable, puente de madera, las montañas del castillo están hechas de espuma de poliester, el pecebre es de ramas de quejigos, las paredes con maderas imitando al ladrillo, suelo de arena de playa, y los cielos de cartulina.






lunes, 22 de abril de 2013

TRABAJOS DE ARCILLA.

 Hoy  explico y con fotografías como he construido  los tejados , suelos de los porches y balcones.
Para construir las tejas, primero con escayola se hace un molde.
Este molde se hace con  una tapa de  una caja de cartón o con un marco de madera, se vierte la escayola liquida y poco antes de que cuaje se le va marcando, apretando hacia abajo con una teja de madera que ya anterior la tenemos preparada, así todas las que queramos siempre que la pongamos en linea, para que nos salga un paño correcto. Atención  la tejas debemos introducirlas con las parte curvada hacia abajo, porque la cara buena es la que queda por debajo.                                                                   Después de secada la escayola, con una " gubia " repasamos todas las imperfecciones que nos deja la escayola, y les damos mas profundidad y corregimos a nuestro gusto.
Ya con el molde bien seco, cogemos la arcilla y con un rulo la ponemos plana con un grueso de unos tres o cuatro milímetros, este paño de arcilla lo colocamos en la base y con los dedos la vamos acoplando al molde teja a teja, la recortamos lo que nos sobra por los alrededores y con mucho cuidado la despegamos y la ponemos sobre una base plana para que se seque, veréis en la fotografía como quedan los paños.
Una vez que tengáis hecho todos los paños que necesitéis para el techo y bien secos porque  estas arcillas secan en unos días al aire. las pegamos con siliconas o masillas de neoprenos, las juntas o separaciones que quedan entre ellas se rellenan con la misma arcillas con un poco de agua en los  dedos, para que se reblandezcan y peguen bien Para  la unión de las dos batientes del techo, moldeamos solo una tira de tejas en el molde y dejamos dos solapas laterales, la colocamos encima todavía blandas y la vamos  moldeando a ambos lado sobre las tejas del tejado seco.

     Para el trabajo de los suelos de balcones y porches es menos complicado,cogemos la arcilla la ponemos plana con el rulo de madera y la llevamos hasta unos cuatro o cinco milímetros y le hacemos el rallado imitando las baldosas según como queramos. Atención una cosa que tenemos que tener en cuenta es que las medidas que tengan los balcones  o suelos tenemos que darles  un centímetros o dos demás alrededor porque al secar encoge un trozo.
 Bueno espero que con estos trabajos y explicaciones que expongo aquí  les sirvan ha algunos de ayuda, que son  como yo principiantes en esta materia, y que nunca hemos tenido maestro que nos enseñen. Un saludo.                           El abuelo Pedro.

miércoles, 20 de febrero de 2013




Dos trabajos nuevos.

Reloj de pared.
Las fotos muestran el principio y la terminación, con madera contrachapada, las agujas del reloj con puntillas
aplastadas, el péndulo con alambre y una arandela soldada. terminación con pintura acrílica.


Alicatado de cocina y baño.
El alicatado de las paredes los he pegado con silicona blanca, el suelo con pasta de pegado cerámico, estos productos se encuentran facilmente en los grandes almacenes.
                                                                                         Bueno no quiero cansaros con mas detalles puesto que estos trabajos  no son muy difíciles.
Un saludo
El abuelo Pedro.

miércoles, 17 de octubre de 2012



El Rey D. Alfonso XI. (El Justiciero)

D. Alfonso XI nació en Salamanca el 13 de Agosto del 1311, fue hijo de D. Fernando IVy bisnieto de D. Alfonso X el sabio.

Muerto su padre D. Fernando IV en 1312. La tutela la asumió su madre Doña Constanza. Los infantes D. Juan tío abuelo del Rey, y D. Pedro tío del Rey, formaron una regencia hasta su mayoría.

Tras la muerte de su madre (18 de noviembre 1313), asumió la tutela su abuela Doña María de Molina. Como consecuencia de un campaña militar en Granada mueren Don Juan y Don Pedro, quedando como única gerente Doña María de Molina hasta su fallecimiento el 1 de Julio 1321.

Tras la muerte de los regentes, en 1319 el Infante Don Felipe hijo de D Sancho IV y de María de Molina y hermano de los fallecidos Don Juan y Don Pedro, dividieron el reino con motivos de sus aspiraciones de la gerencia, mientras eran saqueados por los moros y nobles levantinos.

Alfonso XI, cuando llego a la mayoría de edad con quince años ejerció la regencia en el 1325. Comenzó un trabajo laborioso en pro del fortalecimiento del poder Real dividiendo a sus enemigos, mostró desde su tierna infancia sus magnificas dotes de gobernante.

Durante su reinado consiguió los límites cristianos hasta el Estrecho de Gibraltar, tras la importante Batalla del Salado contra los benimerines en 1340 y la conquista del reino de Algeciras en 1344, una vez terminado puso todos sus esfuerzos de Reconquista contra el Rey Moro de Granada.

Falleció en el sitio de Gibraltar (26 de marzo 1350) victima de la peste negra, siendo el único monarca de Europa que murió de dicha enfermedad. Su cadáver fue llevado a Jerez de la Frontera donde fue embalsamado y se enterraron sus intestinos en la real Capilla del Alcázar.

Su cuerpo fue llevado a Sevilla y en 1371 fue trasladado a la Capilla Real de la Catedral de Córdoba, donde permaneció durante trescientos años en compañía de su padre Fernando IV el Emplazado.

En 1736 fueron trasladados los restos de Fernando IV y Alfonso XI a la Real Colegiata de San Hipólito de dicha Ciudad, fundado por Alfonso XI en 1343 en conmemoración de la Batalla el Salado, del Estrecho de Gibraltar.

Pedro Sánchez.


jueves, 4 de octubre de 2012

La tercera edad.                                                ¿Como la llevamos?                                                                                                         Me cuenta el abuelo José;  Cuando nos jubilamos decimos ya se acabó el trabajo y los problemas que conlleva el mismo, y a vivir tranquilo, pues no, aparte de las goteras que nos traen locos, un día te duele la cabeza, que si el lumbago, que si el reúma , que si la culebrina, que eso me ha tocado a mí, bueno pero eso lo sobre llevas, si tienes hobbies, si andas, si juegas unas partidas dominó o cartas con los amigos, si te das un paseo por la playa o por la plaza lo llevas perfecta mente.  

                Pero a mí me ha tocado el gordo, “mis tres nietos”, El abuelo se levanta a las siete de la mañana para llevar al mayor que entra a las ocho, después vuelve y recoge a los otros dos que entran a las nueve y esperan que entren en clase que ya te lo recalca muy bien tu hija, no te vengas hasta que veas entrar a los niños en clase,. Bueno, sobre las diez digo ya estoy listo, pues no, ya la parienta te dice, ahora que no tenemos nada que hacer vamos a la plaza y compramos las verduras y frutas, tu le pones mala cara y ella sin tu abrir la boca te dice, “hijo que tu estas jubilado y no tienes nada que hacer”. 

 Ya terminada la vuelta a la plaza y algún que otro escaparate llega la hora de recoger los niños del cole, marchamos a por los más pequeños que salen un cuarto de hora antes que el mayor, terminamos la recogida de los tres, los llevamos a mi casa para que almuercen, y esperan a que los padres terminen el trabajo y los recojan, que también comen en casa y la mayorías de los días también cenan, ahora que están trabajando los dos, que con esto de la crisis un día sí y otro no, están en el paro.                                                                                               

 Por la tarde intento dormir la siesta un poco, pero con lo niños a en la casa, haber quien duerme, que la chica me dice abuelo mi hermano Jóse no me deja ver la tele los dibujitos animados, yo con mucha paciencia le digo, jóse anda y vete al dormitorio mío y ves la tele allí, y que Julia la vea aquí, bueno mientras los convenzo ya al pasado dos horas, la cuestión que nada de siesta. Bueno como lo ven llega la merienda, para los niños porque yo no meriendo, terminada ya está la cena y a dormir, y ya termina el día, y otro y otro….

   ¿Esta es la jubilación que yo esperaba tantos años de mi vida?. Y me dice, y la verdad es que soy muy feliz con ellos y me siento muy satisfecho de llevarlos al cole, ayudar a mis hijos, y mi parienta se siente muy feliz, que antes cuando trabajaba no me veía nada más que por las noches, cenaba y a la cama, así cuarenta y tantos años, y pido a Dios que pueda seguir así hasta el fin de mis días.                                                                                                                       

  El abuelo Pedro.